Te traje un regalo

 

                                     Todo resulta buen motivo de aprecio
                                     A mi llegada, te traje en regalos bajo la pollera
                                     Mariposas que me siguieron a mi vuelta
                                     Del alba, y un punto azul se define en celeste
                                     Para sobrellevar los tirones de la noche, tras las montañas
                                     Te deje el rebaño de abrazos ve tu solo a traerlos
                                     El cansancio me agobia y los pies se me duermen bajo
                                     la sombra
                                     Esperare tranquila sin temor a que te pierdas iras
                                     Seguro las alegres con quienes vine te guiaran al lugar indicado.
          
                                    Y como un presente obtendré tu sonrisa sin más ni menos una 
                                    gran caricia Para el alma mía.
                                   
                                    Corre que no te sigan las envidias mañaneras invertí 
                                    la media luna, que te sirva de sombrilla ante las estrellas 
                                    que caerán con deseos de estar sobre ti.
                                    No te diré al oído cuanto te aprecio
                                   ¡Pobre! Te dejaría sordo pero con un buen recuerdo.
                                   ¡Tú! ¡Date vuelta! Ve deprisa. 



                           "Los regalos pequeños son alimento, y construyen un gran corazón"
                                                                                                  



1 comentario:

  1. hermoso..ps con un solo abrazo yo me conformaria y no pedirian un millon de cosas materiales para ser feliz...las pequeñas cosas son las que tienen muucho mas significado que las grandes...

    ResponderEliminar